SILLA IMPERIAL PLEGADA

 

 


Animación por cortesía de SexInfo101.com Si no logras visualizar la animación, deberás seleccionar en tu navegador la opción "Permitir contenido bloqueado", para que se ejecute correctamente el script

¿Por qué te va a gustar?

 

Esta es una posición con la que se logra una máxima penetración, así que si tu hombre está modestamente dotado, esta postura definitivamente le va a favorecer. Además, el ángulo de penetración que se obtiene es perfecto.

La Silla Imperial Plegada es una postura donde si bien tienes que tener una muy buena flexibilidad, no es necesario que hagas mucho por el movimiento durante la penetración, con lo cual podrás disfrutar desde una posición absolutamente relajada y placentera.

Esta es una de las posiciones favoritas de muchos hombres, dada esa sensación  tan dulcemente excitante que ofrece poder doblar o plegar a la pareja a la mitad. Es una proeza que roza los límites de lo heroico y saborea las mieles de un profundo placer erótico.

Definitivamente es una postura que les va a encantar a ambos.

¿Cómo hacerlo?

 

Para llegar a la posición Silla Imperial Plegada, deberás inicialmente acostarte boca arriba, mientras que tu hombre, entrando en una posición de rodillas, deberá ayudarte a apoyar tus piernas sobre sus hombros.

Luego de esto, buscarán  la penetración y una vez consumada, el proceso peneano penetrativo casi que corre totalmente por cuenta de él. Lo único que deberás hacer será acompañar fielmente el movimiento pélvico de tu hombre, de modo tal que haya una perfecta sincronía penetrativa. Para esto sencillamente relájate, siente su movimiento y déjate llevar. Deberás estar bien de flexibilidad, para que esto te resulte fácil; de lo contrario, sentirás que la posición demanda  mucho esfuerzo de tu parte. Esto es algo que depende netamente del grado de flexibilidad que tengas.

Tu hombre deberá enviarte con sus hombros ligeramente hacia adelante en cada introducción, para elevar tus caderas y lograr una penetración exquisita. Tal y como se puede ver en la animación de arriba.

Él contará con libertad de movimiento y absoluto control. Para ti será una postura placentera y relajada, sólo si cuentas con la flexibilidad suficiente.

(Para las menos flexibles: puedes dejar  tus piernas en el aire, por debajo de los hombros de tu amado).  Ver Tumbona

Sugerencias

 

Definitivamente es una posición que vale la pena. Así que si tu flexibilidad requiere un poco más de trabajo te sugiero que dediques un par de minutos al día para mejorarla.

Actualmente, existen muchos métodos y ejercicios para mejorar la flexibilidad, incluso fáciles de encontrar en internet, por ejemplo, en canales como Youtube.com

Puedes ver algunos ejercicios sugeridos haciendo click aquí

Buscando una mejor sexualidad para ti

 

Tu amigo,

Fernando Bonafede

 

intercambio de links